El Masaje como técnica para la reducción de la Ansiedad y el Estrés del Trabajo




Eloisa Gallardo Olmedo
Psicóloga, Técnico Superior PRL en Ergonomía y Psicosociología aplicada
Asociada a Ergomur
Directora de Clínica CORPOSAN-Murcia



"Como las olas de la rompiente, que envuelve las piedras hasta ir puliendo aristas y asperezas, la energía de la masajista va moldeando cada parte del cuerpo provocando efectos de relajación en los músculos y las articulaciones y trabajando con la respiración que acompaña a los movimientos y el trabajo corporal; porque cuando la energía está bloqueada, surge el dolor y la enfermedad y el masaje lo que busca es descubrir esos bloqueos y liberar la energía”.

Ingrid May

Todos los ergónomos sabemos que en los lugares de trabajo los empleados tras una jornada de trabajo, e incluso durante tan solo unos minutos de exposición a posturas viciosas e incómodas pueden ser víctimas de lesiones tanto leves como graves y ser víctimas de enfermedades profesionales y no digamos en aquellos casos en los que los propios trabajadores por desconocimiento, realizan indebidas manipulaciones de objetos y cargas.

Resultan muy frecuentes lesiones tales como la tendinitis, bursitis, subluxaciones vertebrales, etc… que contribuyen a empeorar las estadísticas anuales en nuestro país de siniestralidad laboral.

Otro aspecto digno de consideración lo tenemos en el creciente aumento de los casos de estrés laboral. Una encuesta reciente indica que el 47 % de los ciudadanos europeos sufre niveles significativos de estrés y señala que el trabajo y los desplazamientos diarios son las actividades que más estrés generan, seguidas de hacer la compra y limpiar la casa 1.
En tales situaciones, el recurso al masaje constituye una forma de afrontamiento del estrés que utilizan en torno al 17 % de la población.

El masaje es una técnica que debe de ser llevada a cabo por personal sanitario especializado en fisioterapia o quiropráctica y consiste en la manipulación manual de los tejidos blandos (piel, músculos y tejido conjuntivo) para ampliar la función de éstos y promover la circulación, la relajación y el bienestar, al tiempo que permite aliviar las contracturas y las tensiones musculares facilitando un buen deslizamiento y función de los tejidos.

Hoy día desde las clínicas dedicadas a la medicina estética que constituyen verdaderas “escuelas de ternura”, y en las que son ofertados una amplia gama de tipos de masajes relajantes, sedantes, térmicos, con piedras, aromáticos, de esencias, tonificantes, metamórficos, suecos, de corte oriental, etc… todos los masajes vienen a satisfacer un fin específico: el servir como finalidad terapeútica o masoterapia, es decir, tienen como objeto fundamental la búsqueda de la relajación y el bienestar, así como en el tratamiento de lesiones y enfermedades con la finalidad de la recuperación y rehabilitación física de los procesos patológicos, las enfermedades o las lesiones; de ahí que el acto del masaje tenga la distinción de ser un acto sanitario que ha de ser llevado a cabo por profesionales especializados.
Una sesión de masaje puede ser realizada en un tiempo comprendido entre quince minutos y una hora, bien se trate de un masaje local o especial realizado en una parte determinada del cuerpo (espalda, cuello, hombros, brazo y antebrazo, músculo, articulación, muslo, pie, etc…) o bien se trate de un masaje general destinado a cubrir el cuerpo entero desde la cabeza hasta los pies y éste puede ser empleado dentro de un plan de mejora de la salud con la inclusión de otro tipo de tratamientos de alimentación, de ejercicio, de meditación, de estética o de belleza.

Día a día nos encontramos con un mayor reconocimiento de la ciencia respecto a la eficacia científicamente demostrada de los masajes, hasta el extremo de que la propia ciencia viene en los últimos años confirmando las virtudes del masaje terapéutico en el tratamiento de patologías relacionadas con el estrés por su bajo coste y la ausencia de sus efectos secundarios 2.

El masaje posee unos efectos fisiológicos y psicológicos muy beneficiosos tanto a corto como a largo plazo. Entre los mismos podrían destacarse los siguientes:


A Corto Plazo:

- Favorecen la relajación en general del cuerpo, estimulan el sistema nervioso, reducen la tensión y los efectos de la ansiedad y del estrés, ayudando a conciliar mejor el sueño.
- Mejoran los sentimientos positivos, la concentración y el pensamiento creativo.

- Hacen posible la reducción de la fatiga aumentando la energía y vigorizando el cuerpo, también reducen y eliminan el dolor de las articulaciones y las agujetas y el cansancio tras una jornada de trabajo o de ejercicio.
- Permiten una más profunda, eficiente y relajada respiración.

- Facilitan el drenaje linfático reduciendo la hinchazón.

- Por sí mismos y en combinación con otros tratamientos ayudan a mejorar tanto el tono de la piel eliminando las células muertas, como a mejorar también la circulación posibilitando más eficazmente el transporte de nutrientes, el oxígeno de las células y la eliminación de los desechos celulares.

- Posibilitan una mejor digestión y eliminación de toxinas por el organismo.


A Largo Plazo:

- Favorecen una mejor y mayor relajación de cuerpo y mente.

- Aumentan los niveles de energía porque el mantenimiento de un cuerpo tenso y estresado supone un desgaste de energía innecesario.

- Mejoran la circulación sanguínea y disminuye la presión arterial.


- Mejoran la elasticidad de la piel y la forma muscular.


- Mejoran el sistema inmunológico, la comunicación neuronal y relaja el sistema nervioso y es una técnica de prevención de secuelas de la ansiedad tales como los espasmos.

- Favorecen una más efectiva respiración.

- Ayudan a reducir el insomnio.

- Equilibran el sistema digestivo.

- Mejoran la imagen del cuerpo favoreciendo la autoestima.


La preocupación por la problemática que traen consigo los riesgos ergonómicos y psicosociales en el trabajo hace que cada vez con mayor frecuencia existan muchas empresas que llevan a cabo concierto con clínicas de medicina estética de determinados servicios de “masajes tipo express” y que consisten en un tipo de servicios de “masajes activos” o “gimnasia laboral” que pueden ser llevados a cabo en tan solo 15 minutos en el lugar de trabajo y sin salir de la empresa y ello sin que el trabajador precise de desprenderse de la ropa.

El recurso a tales servicios es factible por la gran eficacia en sus resultados sin el empleo de aceites ni cremas y con tan solo el empleo por profesionales sanitarios especializados de técnicas de digitopresión, estiramientos y leves amasamientos.

Durante las breves sesiones de un masaje de esta naturaleza, los masajistas sanitarios especializados aplican sus masajes a los trabajadores en espalda, cuello, hombros, brazos y manos, aliviándoles del estrés, lo que favorece a corto plazo los efectos asociados con tareas repetitivas y malas posturas en el trabajo y suponen un mejor desempeño y claridad mental de éstos, y una mejora de su rendimiento, de su productividad y de la calidad del trabajo que realizan; y este tipo de masajes resultan precisamente muy apreciados por los empleados porque también les ayuda a eliminar la tensión sostenida y el exceso de estrés. Como ventaja adicional también ha de decirse que este tipo de masajes no interrumpe el ritmo normal del trabajo.

De entre este tipo de recursos que se indican, el denominado como “Masaje en silla ergo” constituye cada vez con más frecuencia un tipo de masaje que por su brevedad y los grandes beneficios que aporta, se encuentra cada vez más de “moda” en los entornos laborales porque los profesionales sanitarios especializados que los aplican, combinan diferentes técnicas de manipulación y presión con carácter personalizado respecto a las estructuras músculo-óseas de los trabajadores y de conformidad a los riesgos ergonómicos a los que los mismos se encuentran expuestos.

¿Llegará el día en el que la mayor parte de empresas recurran a estas técnicas que repercuten también en la mejora de la satisfacción de los trabajadores?. Tiempo al tiempo.

Si el trabajador no acude a los centros a recibir tratamiento especializado para reducir entre otros su estrés laboral, una muy buena opción sería que fuesen las propias empresas las que hiciesen posible el que el profesional sanitario fisioterapeuta o quiropráctico acudiese a los centros de trabajo; al fin y al cabo dicho estrés no es sino una de las consecuencias del propio trabajo que ha de ser reducido para mejorar la salud laboral de los trabajadores y un mejor y más satisfactorio clima laboral.
Más Información en:
1 Según datos relativos a la encuesta realizada por la consultora Media Planning Group, el 47 % de los ciudadanos europeos sufre niveles significativos de estrés y un 28 % de los trabajadores se han ausentado del trabajo por este motivo. En concreto, el 82 % de los ciudadanos estresados citan el trabajo como principal causa de la enfermedad, indicando también como factores importantes los desplazamientos diarios (49 %), la compra (17 %), la limpieza (13 %), la familiar (11 %), la cocina (9 %) y la soledad (5 %). Como actividades realizadas por los ciudadanos para combatir el estrés el citado estudio destaca que se encuentran las de salir con amigos cercanos, escuchar música, hacer ejercicio y mimarse. Respecto a los españoles, éstos luchan contra el estrés acudiendo al gimnasio (33 %), siguiendo un régimen alimentario (27 %), recibiendo masajes (16,90 %) y acudiendo a sauna (7 %).

2 En las conclusiones del estudio dirigido en 1.996 por la doctora Diane Zeitlin del Kesslere Medical Rehabilitation and Education Corporation in West Orange en Nueva York se demuestra tras analíticas de sangre realizadas a pacientes sometidas a mujeres estudiantes de Medicina antes y después de un examen importante que les producía ansiedad y fueron sometidas a masaje terapéutico, quedó acreditado que éstas experimentaron una reducción significativa de los niveles de ansiedad, mostrando incluso algunas de ellas que el número de células NK y la actividad de éstas habían aumentado en una proporción reseñable, constituyendo el masaje una ayuda al cuerpo para aprovechar al máximo los recursos con los que cuenta.

1 comentario:

masajes dijo...

Felicidades por este artículo. Yo laboro para una empresa de masajes en Costa Rica y de verdad que todo lo que mencionas es importante que las personas lo lean, ya que de esta manera se darán cuenta que el masaje no solo es un frotamiento, Hay que conocer cada una de las técnicas y aplicarlas en las personas de forma que se sientan cómodos. Saludos!